NOTICIAS
El emprendimiento femenino peruano y sus limitaciones
NuevaWeb Emprendimiento Femenino.png

El emprendimiento ha caracterizado a las mujeres peruanas de todos los tiempos, debido a que, por muchos factores de la cultura peruana, la mujer suele tener que sacar a la familia adelante sin apoyo externo. La mayoría de los casos de emprendimientos se dan por necesidad, porque hasta el momento hay un largo camino que recorrer para llegar a la equidad de género laboral y porque de cierta forma, el tener un negocio exitoso, empodera a cualquier hombre o mujer que lo saque adelante.

Países como Australia, Nueva Zelanda o Rusia, se han convertido en un referente del emprendimiento femenino. Esto es posible gracias a programas gubernamentales específicos de apoyo a las emprendedoras con préstamos, políticas generales de apoyo a las pymes, mentalidades y administración favorables a los negocios que no ponen trabas al emprendimiento femenino, entre otras condiciones que permiten a las mujeres desarrollar su máximo potencial.

No obstante, en el Perú la realidad es otra. Según reveló a Gestion.pe Katherina Kuschel, docente de la Semana Internacional ESAN, solo 10% de proyectos son liderados por mujeres. Este déficit de participación femenina no obedece a una carencia de talento, sino a una abundancia de prejuicios. Entre ellos a que la mujer debe ser ama del hogar, creencia antigua que se mantiene vigente en países como el nuestro, perjudicando a mujeres talentosas con capacidades fuera de lo común.

Asimismo, existe una complicidad entre los hombres, quienes suelen reclutar a gente que conocen hace bastante tiempo y quienes comparten su punto de vista. Incluso se limita invertir o apoyar proyectos femeninos por el prejuicio de pensar que la mujer quedará embarazada y no podrá cumplir con las expectativas.

Existen otros diversos prejuicios y creencias que ponen en una situación de desventaja a las mujeres en el ecosistema emprendedor que se pueden erradicar empezando por la educación, se recomienda inculcar desde la infancia el espíritu emprendedor en las niñas, hacerles creer que el emprendimiento tiene un fin, que es posible y que son capaces de lograr todo lo que se propongan.

Debemos empezar a dar más visibilidad a casos de emprendimiento femenino exitosos como Mónica Abarca, fundadora de Qaira o Mariana Costa, co fundadora de Laboratoria, entre otros casos de mujeres que generen modelos de rol a seguir.

La equidad de género en todo sentido y, en este caso del emprendimiento femenino, es trabajo de todos. La Asociación de Emprendedores del Perú busca desestigmatizar los calificativos que limitan a la mujer y, por el contrario, es momento de incentivar y apoyar a las mujeres peruanas que tanto tienen por ofrecer junto a los emprendedores peruanos al crecimiento e impulso de la economía del país.  ¡Sigamos trabajando por hacer del Perú un gran lugar para emprender!

Martes 30 de Enero de 2018

ÚLTIMAS NOTICIAS

CROWDFUNDINGG NW.png
Crowdfunding: nueva opción para buscar financiamiento en el Perú
asela.jpg
Noticia de Prueba
mkttrends.jpg
Cuatro tendencias disruptivas para tu emprendimiento este 2018