NOTICIAS
Noticia de Prueba
A propósito del primer desayuno ASEP, te contamos la historia de Gabriela Torres, Directora General de Proyéctate, un emprendimiento que busca desarrollar habilidades socio-emocionales en adolescentes de bajos recursos
asela.jpg

“LOS JÓVENES DE AHORA SON EL PRESENTE”

A propósito del primer desayuno ASEP, te contamos la historia de Gabriela Torres, Directora General de Proyéctate, un emprendimiento que busca desarrollar habilidades socio-emocionales en adolescentes de bajos recursos a través de la enseñanza de herramientas modernas. Gabriela participará en el Primer Desayuno ASEP como invitada especial por un reconocimiento en el programa Young Leaders of the Americas Initiative. Este programa fue fundado hace 3 años por el expresidente Obama con el objetivo de potenciar a emprendedores de latinoamerica a través del fortalecimiento de sus habilidades de liderazgo y networking con emprendedores estadounidenses y latinos. Es así que cada año seleccionan a 250 emprendedores en toda LATAM y el Caribe para llevar el curso durante casi 6 semanas en EEUU, totalmente financiado por el departamento de Estado de EEUU.

 

¿Qué te motivó a emprender?

En realidad no empecé con la idea de emprender, sino en poder ayudar de alguna forma a la sociedad. Junto con un grupo de 05 amigos que se unieron a la idea, nos pareció una súper oportunidad diseñar sobre la base de esta metodología talleres de planificación de proyectos a desarrollarse los días sábado. Sin embargo, más allá de transferirles conocimientos teóricos [a los adolescentes], nuestra idea era desarrollar sus habilidades de planificación y fortalecerlos emocionalmente para que puedan ponerse metas y alejarse del entorno agresivo a su alrededor. Por eso, nuestros talleres iban a ser dinámicos y con juegos, para que los chicos realmente la pasen bien y no se pierdan los talleres. Así empezamos nuestro primer semestre y ya han pasado 3 años y medio.

 

¿Cómo nace ese interés social?

En mi anterior trabajo tuve la oportunidad de ser parte de un proyecto en el centro del país y me tocó realizar viajes a la zona de impacto en representación de empresa y poder solicitar permiso a las autoridades para dar iniciar los estudios de pre-factibilidad. En dicho pueblo se vivía principalmente de la minería informal, lo cual genera mucha corrupción y tiene consecuencias terribles para la sociedad. Al llegar a la zona, mi shock fue bastante fuerte, ya que por más que uno lo ve en la televisión, es muy diferente estar ahí: Había ausencia del estado al 100%, los pobladores tenían su sistema organizativo, su seguridad eran los ronderos comunales. Sin embargo, en medio de todo eso, una señora de la zona se me acercó escondida y me dijo: Nosotros si queremos el proyecto, necesitamos el progreso, pero ellos no nos dejan. Esto me marcó mucho.

Por otro lado, sabemos que la educación está tan mal en el país, nos quejamos de las autoridades todo el tiempo, pero ¿qué hacemos nosotros para cambiarlo? Por estos dos motivos decidí empezar.

¿Cómo funciona tu emprendimiento?

Hoy somos una fellowship (organización) que empodera a jóvenes adolescentes en zonas de bajos recursos desarrollando sus habilidades socio-emocionales a través del aprendizaje lúdico de herramientas modernas de gestión de proyectos, ciencias de la computación y auto-conocimiento para convertirse en gestores del cambio dentro de sus comunidades.

Operamos 100% como un voluntariado y para financiar nuestras actividades decidimos que sea un emprendimiento. Así, hemos desarrollado un modelo de negocio en el cual ofrecemos la plataforma de voluntariado a empresas que estén buscando brindarles esta oportunidad a sus colaboradores, y en compensación ellos financian el semestre (transporte, materiales, loncheras y certificados), así es un ganar-ganar. Asimismo, para voluntarios externos, cobramos una cuota de ingreso para financiar su traslado al colegio. Finalmente, estamos buscando ampliar nuestras líneas de ingreso, así que pronto estaremos ofreciendo servicios de capacitación a externos.

 

¿Por qué trabajar con un público adolescente?

En primer lugar, hay muchos jóvenes que están por salir del colegio y no han recibido fortalecimiento de habilidades socio-emocionales durante su vida escolar, esto genera que egresen del cole con muchos miedos e inseguridades, lo cual hace que no se desempeñen adecuadamente en la sociedad.

En segundo lugar, la adolescencia es una etapa de muchos cambios y en la cual salen muchos de los traumas de la infancia. Así que es importante darles un soporte emocional para superar esto, ya que conforme uno va entrando a la adultez es cada vez más complicado.

En tercer lugar, los adolescentes son SUMAMENTE creativos. Muchas veces creemos que debemos esperar que sean adultos para que puedan generar ideas o que empiecen a solucionar los problemas de la sociedad. En realidad, aunque suene utópico, ellos no son el futuro, son el presente. Sólo necesitan al ambiente adecuado en el cual dejar fluir sus ideas y canalizar su "rebeldía", que en realidad considero es la clave para cambiar las cosas. Yo aprendo y me sorprendo con cada promoción, tanto talento oculto, sólo necesitan que confiemos en ellos.

Finalmente, son sumamente divertidos.

 

¿En qué zonas y a cuántas personas impactas?

Actualmente estamos en el colegio Fe y Alegría 24, en Villa María del triunfo. Cada año preparamos a 40 alumnos (esto por lo especializado del programa). A la fecha hemos capacitado a 220+ alumnos, reclutado 110+ voluntarios, creado 46+ ideas de proyecto de los alumnos. Sin embargo, llegamos indirectamente a más beneficiarios a través de los esquemas de voluntariado que crean los alumnos, reclutando a más compañeros y consiguiendo el apoyo de más profesores.

 

¿Qué resultados han tenido hasta la fecha?

Respecto a la evolución de los alumnos, monitoreamos cada semestre su desarrollo con pruebas psicológicas antes del inicio de cada programa y al final. Gratamente vemos cómo mejoran sus niveles de auto-dirección, pensamiento lógico y auto-conocimiento. Los chicos reducen sus niveles de conformismo e incrementan su conciencia por el entorno. Asimismo, más allá de los resultados cuantificables, vemos el cambio en su comportamiento y cómo se empoderan cada vez que desarrollan su proyecto, aprendiendo a trabajar en equipo y exponiendo sus ideas. Por otro lado, el desarrollo es también para los voluntarios, quienes al conectarse con los chicos y tener que prepararse para la enseñanza de cada programa, sin duda adquieren nuevas habilidades, lo cual se refleja en su compromiso (nuestro índice de faltas no pasa el 5%) y testimonios.

 

Es así que el logro más grande es haber ampliado la malla curricular de Proyéctate con ayuda de los voluntarios y alumnos, la creación de la comunidad, por ello adquirimos la figura de Fellowship y el desarrollo de nuestra cultura, la cual se resume en nuestro Hashtag #CambiasTuCambiaElMundo, ya que buscamos generar un impacto integral en las personas (alumnos y voluntarios), para que con ese cambio empiecen a gestionar cambios en su entorno (familia, comunidad, trabajo).

 

¿Dónde te ves en cinco años?

Me veo replicando el programa en tres colegios más de la misma red Fe y Alegría y contando como voluntarios con los alumnos egresados de Proyéctate, para continuar dándole sostenibilidad. Para esa fecha ya habremos consolidado nuestras líneas de servicios y así contaremos con más fondos para implementar más proyectos de los alumnos. Asimismo, para ese tiempo ya estará operando completamente nuestra plataforma digital, tendremos el programa de enseñanza de inglés consolidado para lograr conseguirles más becas de estudio y el programa de intercambio en el que estamos trabajando a la fecha.

 

Cómo parte del proyecto ¿Algún caso de éxito que desees compartir?

Hemos logrado que los alumnos implementen proyectos como Talleres de teatro para incentivar la lectura en niños, Biohuerto, Reciclaje en el colegio, Canal de Youtube, entre otros. El caso más representativo es el desarrollo del proyecto “Adolescentes rompiendo paradigma de Pobreza”, en el cual mostraban cómo replicaban los talleres de Proyéctate a otros compañeros y buscan cambiar su forma de pensar, ya que el limitante más grande que tienen es la idea de que nunca lograrán cambiar su situación. Este proyecto fue seleccionado como unos de los 15 finalistas a nivel regional en el proyecto Concausa 2017 auspiciado por UNICEF. Por ello, tres alumnos viajaron a Chile por una semana al festival Concausa para presentar el proyecto, tener preparación de liderazgo y presentarlo frente a una audiencia internacional, incluyendo a Michelle Bachelet.

 

¿Cuál fue tu experiencia en el Young Leaders of the Americas Initiative (YLAI)?

La experiencia es increíble. Durante una semana llevamos diversos talleres y capacitaciones en Atlanta con diferentes especialistas, esto para que puedas perfeccionar tu modelo de negocio y realizar un Pitch de 3 minutos en inglés para presentar tu idea. Luego, durante las siguientes 4 semanas se distribuyen a los 250 en 25 ciudades distintas en grupos de 10, conectando a cada uno con una organización local relacionada a tu core business para aprender y generar sinergias. Finalmente durante la última semana nos juntamos nuevamente los 250 en Washington DC para la competencia de Pitch final y últimas capacitaciones.

A mí me tocó ir a la ciudad de Pittsburgh, dónde tuve la oportunidad de trabajar con la ONG Homewood Children´s Village, participando en diferentes proyectos que manejan y estructurando un programa de intercambio para los estudiantes de Homewood y Proyectate. Aprendí mucho más de esquemas de financiamiento y logré una red de networking bastante amplia. Logré contactarme y hacer sinergias con otros emprendedores enfocados en el tema de educación, con quienes buscamos desarrollar proyectos a largo palzo. Además de lograr estos objetivos del programa, conocí gente increíble, tanto de la delegación peruana (15 en total) y de otros países. El feedback de tantas personas buscando impactar positivamente a su sociedad con ideas innovadoras y la convivencia te enseñan mucho, definitivamente te hacen crecer mucho más como persona. Esto me ha ayudado muchísimo a nivel personal y claramente tiene un impacto en mi desempeño profesional en el banco, ya que las habilidades desarrolladas son altamente valoradas por mis gerentes, quienes me otorgaron la licencia para mi viaje.

Actualmente voy a postular como promotora del equipo, ya que el 05 de fabrero se abrirán las convocatorias para aplicar al YLAI.

¿Consideras importante que los emprendedores sean parte de una Asociación o algún Programa que apoye y de valor agregado a sus emprendimientos? ¿Por qué?

Definitivamente. Lograr pertenecer a una red de personas/organizaciones que tengan un objetivo similar y enfrenten los mismos retos que tú hace que el camino sea más fácil e incluso divertido. La teoría te dice que una de las principales claves de éxito son las relaciones personales, y en mi corta experiencia esto lo he comprobado al 100%. Contactarte con personas que puedan compartirte experiencias (incluso a través de un libro) hace el camino mucho más fácil y enriquecedor. Si un programa puede centralizar todo este aprendizaje y además construir el entorno adecuado para los emprendedores, sería una locura no aprovechar esa oportunidad. Además, la demanda de profesionales está cambiando por los avances tecnológicos, siendo una gran oportunidad para el desarrollo de la economía el emprendimiento. Por ello, el que una organización/institución vele por crear este ecosistema para centralizar iniciativas como leyes, informes, capacitaciones, etc, es fundamental.

A modo de recomendación, que le dirías a aquellas personas que quieren emprender y trascender en otros por un bien común.

  1. Que la idea que tengan la piensen en grande, no tengan miedo. Es más, sino piensan en grande es mejor no hacer nada ya que tu sólo limitas tus posibilidades. No sirve de nada esperar a que las personas cambien, que las autoridades cambien, que las leyes cambien, etc. Si quieres realmente ayudar a tu sociedad empieza cambiando esa forma de pensar y construye cosas, no importa si empiezas con 1 o 1000 personas, el punto es empezar.

 

  1. Hay que tener mucha paciencia, no busquen crecer por crecer, al final el impacto no se mide solamente por la cantidad, sino para la calidad. Tienen que estar dispuestos a pilotear constantemente sus teorías, a adaptarse a las personas y situaciones, a equivocarse para aprender y sobre todo a reírse en el camino, porque si no disfrutas realmente lo que haces no generarás ideas ni lograrás enganchar a la gente.
  2.  
  3. Sean HUMILDES. Estoy segura que todos tenemos grandes ideas, pero es importante hacer un ejercicio de autoconciencia constante, porque somos humanos y el ego puede tender a llevarte a la terquedad y no te deja ver más allá. Aceptemos que al igual que tú otros también tienen grandes ideas, y estas ideas pueden salir de las personas menos pensadas. Reciban la crítica con mucha alegría, ya que sin crítica no hay oportunidad de mejora.

 


 

Viernes 19 de Enero de 2018

ÚLTIMAS NOTICIAS

NuevaWeb Emprendimiento Femenino.png
El emprendimiento femenino peruano y sus limitaciones
CROWDFUNDINGG NW.png
Crowdfunding: nueva opción para buscar financiamiento en el Perú
mkttrends.jpg
Cuatro tendencias disruptivas para tu emprendimiento este 2018